EL BLEISURE SE CONSOLIDA

En el 34% de los casos los viajeros amplía la estancia en destino tras sus programa de trabajo.

Según un estudio elaborado por CWT Solutions Group, división de consultoría de Carlson Wagonlit Travel (CWT), añadir tiempo de placer personal a un viaje de negocios ya no es algo nuevo, sino que la tendencia a asociar ocio y negocio se ha mantenido igual durante los últimos cinco años: así se desprende del análisis realizado sobre 29 millones de viajes de negocios.

Los resultados cuantitativos muestran que uno de cada cinco viajeros hace un viaje de bleisure (business + leisure) cada año, lo que supone el 7 % del total de viajes de negocios. En prácticamente la mitad de los viajes de bleisure, los días de ocio se disfrutan al final del viaje, en el 34 % al principio y en el 20 % restante, pueden ser programados tanto al principio como al final del viaje. Para ser considerado como bleisure, un viaje necesita contar con una noche de estancia en sábado, ya sea al principio o al final del viaje, o ambos.

Otras conclusiones apuntan a que las mujeres son más proclives al bleisure que sus colegas masculinos, y que los viajeros más jóvenes están más dispuestos a añadir tiempo de ocio a sus viajes de trabajo. Ambas tendencias se explicarían por el volumen más bajo de viajes de negocios en los segmentos de las mujeres y los viajeros más jóvenes.

La distancia también tiene un impacto fundamental a la hora de ampliar las estancias: cuanto más largo es el viaje, mayores probabilidades hay para el bleisure. El atractivo de un destino para los viajeros de bleisure depende de su ciudad de origen. Por ejemplo, la ruta San Francisco-Londres tiene un ratio de bleisure del 23 %, comparado con el 2 % de la ruta París-Londres.

La red de agencias destaca que para los gestores de viajes corporativos es importante tener en cuenta las opciones de bleisure en sus políticas de viajes, especialmente en aquellos programas con un alto volumen de viajes de largo radio. También los proveedores pueden sacar provecho del estudio: saber quién es más proclive a hacer viajes de bleisure permitirá anticiparse y satisfacer mejor las necesidades de los viajeros de negocios.

Comparte este artículo: