EL ROL DE LOS DESTINOS EN LA RECUPERACIÓN

Los responsable de promoción de destinos MICE de referencia comparten sus impresiones sobre el futuro a corto plazo de la industria.

Por Cristina Cunchillos

En los últimos años, numerosos destinos de todo el mundo, sobre todo grandes ciudades, apostaron firmemente por el turismo MICE, ampliando su oferta con nuevos hoteles, innovadores venues y modernos centros de convenciones, además de contar  con un número cada vez mayor de proveedores para atender a todas las necesidades de los grupos profesionales. Este crecimiento que parecía imparable se frenó de forma brutal en 2020 con la llegada de la pandemia del Covid-19.

Se suspendieron todo tipo de encuentros, eventos, convenciones, ferias y viajes de incentivo. Se cancelaron vuelos y se cerraron fronteras, dejando a los destinos desiertos de turistas, tanto vacacionales como de MICE. Sin duda fue un duro golpe para lugares acostumbrados a acoger cientos de eventos cada año, con un elevado impacto económico para los profesionales y empresas del sector, que sufrieron una reducción total de sus ingresos o incluso tuvieron que cerrar definitivamente.

Tanto durante la crisis como en el proceso de recuperación, los convention bureaux juegan un papel fundamental. Por un lado, son un apoyo para sus miembros, una fuente de información fiable y actualizada y de sugerencias para abordar el futuro. En definitiva, aportan conocimiento en tiempos de gran incertidumbre.

Son también la voz del sector de cara al mercado exterior, sea local, nacional o internacional, responsables de la visibilidad del destino en plataformas clave. Una buena comunicación y promoción de la oferta MICE de la ciudad, destacando las medidas adoptadas para proteger la salud de los visitantes y garantizar su seguridad, ayuda a infundir confianza entre los potenciales clientes. Es el primer paso necesario para que vuelvan a reservar sus operaciones MICE en ese lugar.

Recuperación lenta

La recuperación de la confianza de los viajeros puede ser un proceso lento. Conforme evoluciona la pandemia y se controlan más los contagios, poco a poco se van levantando restricciones y recuperando la movilidad en las diferentes regiones del mundo. Eso ha llevado ya a una cierta reactivación del turismo vacacional, impulsada por un público deseoso de volver a viajar en cuanto se presenta la oportunidad, aunque existan limitaciones y estrictos protocolos sanitarios. En el caso del turismo MICE, el retorno de los viajes no depende del deseo de los viajeros.

Por un lado, hay que tener en cuenta que se trata de un sector en el que la planificación incluye meses de antelación, años en el caso de grandes eventos internacionales, lo que hace prácticamente imposible la reactivación inmediata.

Además, en algunos casos sigue habiendo cierta reticencia, o incluso miedo, por parte de los clientes a reiniciar sus programas MICE. Muchas empresas mantienen restricciones respecto a los desplazamientos de sus empleados por el duty of care que les obliga a velar por su salud y seguridad. Tampoco se arriesgan a reservar viajes o planificar eventos, o si lo hacen exigen la máxima flexibilidad en caso de tener que cancelar o posponer por la evolución de la pandemia.

Hasta que no se extienda la aplicación de una vacuna eficaz a nivel global, se mantendrá cierta incertidumbre y temor a los contagios. Y la incertidumbre es el peor enemigo del mundo corporativo.

También hay que tener en cuenta el impacto económico de la pandemia. Muchos negocios han tenido que cerrar o reducir su plantilla y la crisis económica les forzará a ajustar sus presupuestos y reconsiderar la inversión en MICE.

Un futuro híbrido

Ante la imposibilidad de realizar eventos cara a cara, muchas empresas optaron por formatos virtuales, sobre todo al principio de la pandemia. Sin embargo, es una solución que tiene sus limitaciones y genera frustraciones. Entre los organizadores de eventos, el deseo de volver a las reuniones en persona sigue patente.

Los convention bureaux coinciden en la predicción de que los eventos híbridos serán la norma, al menos en el futuro más cercano, y posiblemente por muchos años. Mantener un componente virtual ayudará a los clientes a atraer a una audiencia global, incluyendo a aquellos delegados potenciales que por el momento no quieren o no pueden desplazarse. Pero mantener un componente presencial es esencial para satisfacer esa ansia de contacto directo que permite el intercambio fluido de opiniones y el desarrollo de relaciones personales.

Es también el aspecto más importante para los destinos y una fuente de ingresos vital para muchos proveedores. Un vídeo, aún en realidad virtual, o una presentación digital sobre el destino no puede transmitir el ambiente de un animado café, la mezcla de los aromas que proceden de mercados y jardines, la simpatía  y sentido de la hospitalidad de los residentes locales, el exotismo de algunos destinos…

Solo los asistentes presenciales pueden apreciar verdaderamente el lugar en el que se desarrolle la convención, el viaje de incentivo o el evento. Además de contribuir a la economía local y ayudar la supervivencia del sector, los promotores de los destinos pueden ser los primeros en encender la chispa de la recuperación que permita a esos delegados disfrutar del sitio elegido con tranquilidad.

Sobre este tema hemos entrevistado a

MARIANO CASTEX Presidente del Buenos Aires Convention & Visitors Bureau
“La mayor duda es cómo va a reaccionar el público cuando volvamos a lo presencial”

DON BYUN Director Ejecutivo del Seoul Convention Bureau
“La fusión de las industrias tecnológica y del MICE parece inevitable”

DAVID NOACK Director del Madrid Convention Bureau
“Los eventos virtuales suelen tener una tasa de no show más alta”

SONIA FONG Vicepresidente de Ventas y Servicios, en Greater Miami Convention & Visitors Bureau
“Ya percibimos un mayor interés entre los meeting planners por volver a Miami”

DENISSE MAC CUBBIN Directora Ejecutiva del Buró de Convenciones de Lima
“Transmitimos información a nuestros asociados para que puedan redefinir sus estrategias”

ALEXANDRA BALTHAZAR Coordinadora del Lisboa Convention Bureau
“A pesar del descenso del 70% del turismo en 2020, continúan los planes de aperturas hoteleras para este año y 2022”

BÁRBARA JAMISON Responsable del Sector Turismo en London Convention Bureau
“La toma de decisiones recae más en el departamento técnico que en el gestor de eventos”

BERTHOLD TRENKEL Director de Operaciones en Qatar National Tourism Council
“Estudios recientes indican un alto nivel de decepción con los eventos virtuales”

Descargar pdf

Comparte este artículo: