¿ES POSIBLE MEDIR EL ROI DE LOS EVENTOS?

La necesidad de demostrar el retorno en la inversión en cualquier acción supone un reto aún mayor cuando se trata de cuantificar algo tan complejo como el impacto de un evento. La obsesión por las cifras puede resultar cegadora y ocultar otros aspectos que también evidencian el verdadero impacto de una operación.

Comparte este artículo: