GRAN CANARIA (ESPAÑA) MICE

Si fuese posible volar con alas propias hacia Gran Canaria, lo ideal sería tomar tierra en el Pico de las Nieves, el más alto de la isla. Y desde allí ir descendiendo hacia la costa por los diferentes paisajes canalizados por barrancos que componen un prisma de muchos lados, entre los que, el que seduce por su sol y sus playas, es solo uno de tantos.
3 de mayo de 2021

REFLEJOS DEL MUNDO

Por Eva López Alvarez0

Gran Canaria es la tercera isla en tamaño del archipiélago de las Islas Canarias, situado a tres horas de vuelo de Madrid y en paralelo al desierto del Sáhara. Se encuentra en el centro de un conjunto de ocho islas y recuerda por su forma a un reloj: para indicar los distintos lugares de costa se habla de la hora a las que se sitúan.

En los años 60 del siglo pasado, la una del mediodía, o lo que es lo mismo, Las Palmas de Gran Canaria —capital de la isla—, comenzó a sonar en el reloj turístico. Sin embargo, hoy en día, la hora que más suena son las seis de la tarde, coincidiendo con la ubicación de Maspalomas. Se presenta como la capital europea del sol de invierno. Una estación que aquí se traduce en días de sol y temperaturas medias que oscilan entre los 21º y los 16º grados en las jornadas más frías. Los espectaculares atardeceres también decoran un destino que registra 259 días despejados al año.

El Aeropuerto de Gran Canaria se encuentra a medio camino entre la capital, al noreste, y Maspalomas, donde se concentra la oferta turística, en el sur. En total, la isla cuenta 1.500 km2.

Gran Canaria alberga muchos más paisajes que el más árido que inunda su parte más meridional. Por la autopista que conecta el aeropuerto al sur ya se percibe en como el paisaje se vuelve cada vez más desértico. Precisamente en el lugar conocido antiguamente como Puerta del desierto, se encuentra un venue donde se celebran eventos y se aprende sobre el desarrollo turístico de Gran Canaria.

Finca Condal, construida en 1691, era la residencia de la familia del Conde de la Vega Grande. En lo que era la casa hoy se encuentra un pequeño museo en el que se cuenta que el Conde recibió la parte sur de la isla como agradecimiento de la Corona de Castilla por su apoyo en la expansión castellana.

Hasta los años 60 del siglo pasado el turismo de concentraba en torno a la capital. Un heredero de la familia, tras constatar que había más días de sol que en Las Palmas de Gran Canaria, fomentó la construcción de los primeros hoteles. Y así nació Maspalomas, uno de los destinos turísticos para quienes buscan sol, playa y diversión, más conocidos de Europa.

En Finca Condal, 590 comensales pueden asistir a una cena de gala en interior con cóctel previo en la terraza anexa o el jardín de los Olivos.

Maspalomas

El Faro de Maspalomas indica el punto más al sur de la isla de Gran Canaria. Coronando las playas de Maspalomas, del Inglés y Meloneras, ilumina todo el año a turistas deseosos de sol y temperaturas clementes.

Sin una temporada realmente baja en condiciones normales, mayo, junio, septiembre y octubre son los meses más frecuentados por los grupos profesionales.

Sin embargo, Maspalomas no solo es un destino de desconexión a la luz del sol o los neones de la noche. También es un enclave natural único gracias a La Charca, lugar de descanso de numerosas aves migratorias entre los dos polos, y las famosas dunas, que no son más que una extensión del Sáhara separada del gigante de arena por el océano Atlántico.

Son 40 hectáreas de dunas entre el faro y la Playa del Inglés que albergan especies de fauna africana como el lagarto gigante y un gran número de aves.

El hotel Seaside Palm Beach goza de una ubicación privilegiada dentro de un oasis junto a La Charca, las dunas y la primera línea de playa. Con 328 habitaciones, destaca también entre las opciones para grupos por la calidad de su gastronomía.

Además de dos espacios para reuniones de entre diez y 80 personas, el recinto cuenta con dos piscinas y jardines que se pueden reservar parcialmente para actividades de teambuilding. La piscina de agua de salada —solo para adultos— forma parte del spa. Sus doce cabinas para masaje están al aire libre y rinden homenaje a la isla.

La misma propiedad cuenta dentro del palmeral con el Seaside Grand Hotel Residencia, un cinco estrellas Gran Lujo de 94 habitaciones que figura en lo más alto de la lista de los mejores hoteles de Gran Canaria.

Oasis MICE

Uno de los referentes de la isla para congresos y convenciones es el hotel Lopesan Costa Meloneras, actualmente inmerso en un vasto proyecto de reforma que culminará en junio. El Grupo Lopesan también es propietario del vecino centro de convenciones Expomeloneras. Ejerce de corazón de una suerte de «oasis MICE» que engloba los también vecinos hoteles Lopesan Baobab y Lopesan Villa del Conde.

Expomeloneras tiene aforo para 3.000 delegados. Además de un auditorio de 800 plazas, ofrece un gran espacio divisible en nueve salas, completamente diáfano y con diez metros de altura. Como ventaja añadida, el organizador puede gestionar centro y hoteles con un solo interlocutor.

Lopesan Villa del Conde es un hotel de cinco estrellas y 576 habitaciones cuyo vestíbulo es una impresionante réplica de la iglesia de San Sebastián de Agüimes. Las 521 habitaciones y 40 suites se encuentran en casas comunicadas que reproducen las diferentes arquitecturas canarias. Todas las habitaciones cuentan con vestidor.

Lopesan Baobab rinde homenaje al África negra en su decoración. Tiene 617 habitaciones y 60 suites, además de una sala con vistas en el piso superior para eventos de hasta 700 invitados.

El Grupo Lopesan cuenta con un hotel más junto al Faro de Maspalomas: el Faro, solo para adultos, alberga 174 habitaciones y once suites. Lopesan también cuenta con dos campos de golf de 18 hoyos en el sur de Gran Canaria.

Teambuilding al aire libre todo el año

Olimpiadas en la playa, actividades náuticas con distintos niveles de adrenalina, escultura en la arena… las posibilidades de teambuilding para grupos de incentivo son numerosas. Y se pueden programar durante todo el año.

Entre Maspalomas y el aeropuerto, el Circuito Maspalomas se ofrece para momentos de diversión y velocidad con sus vehículos Fun Cup, diseñados para carreras de resistencia. Se puede dar vueltas por el circuito conduciendo, e integrando como prueba por equipos el cambio de neumáticos al más puro estilo Fórmula 1. Cada participante debe asumir su función con la máxima precisión para registrar el menor tiempo posible. Para mayor seguridad, el conductor siempre va acompañado por un instructor. En total se pueden utilizar ocho coches.

En la misma zona, las Salinas de Tenefé son un interesante ejemplo de cómo se combinan tradición y modernidad, rusticidad y diversión, sostenibilidad y calidad… en lo que resulta un venue muy singular. Durante un recorrido para un máximo de 25 personas, se cuenta la historia de la sal, la diferencia entre la sal artesanal e industrial, la flor y las escamas del que fue mucho tiempo considerado como el oro blanco… mientras se descubre el fascinante proceso de extracción que se mantiene en el lugar desde 1760. La degustación de recetas locales, con el perfecto punto de sal, son el remate ideal a una visita inolvidable en un enclave único.

No hay incentivo que se precie en Gran Canaria que no incluya una salida al Atlántico. Pasito Blanco es el puerto más cercano a Maspalomas, aunque existen otras opciones como el trayecto entre Puerto Rico y Mogán, disfrutando de parte de las vistas más bonitas del litoral grancanario.

Keep Sailing cuenta con tres veleros, el mayor para doce personas, muy utilizados para incentivos que pueden incluir desde una sesión de jazz durante la puesta de sol a un circuito de actividades náuticas con base en el mismo barco: desde regatas o carreras en motos de agua a paseos en paddel surf o el disfrute de las panorámicas durante un rato de parasailing. De nuevo, el océano que rodea Gran Canaria se ofrece todo el año para disfrutar de sus aguas en las diferentes calas. También se ofrecen salidas más largas para incentivos: grupos de hasta diez personas pueden rodear la isla en velero durante dos días.

Anfi del Mar es un complejo dotado de una playa e isla artificial donde los grupos pueden desembarcar. Hasta 1.000 personas ya han admirado al mismo tiempo el océano desde la isla ocupada por el restaurante Maroa. El conjunto es una suerte de parque de atracciones náutico con muchas opciones en cuanto a actividades lúdicas, y famoso en la isla por las sesiones de chill out y el sashimi de lubina que se sirve en el restaurante.

El catamarán Five Star Boat es una opción singular para fiestas a bordo gracias a sus 30 camas balinesas. Puede recibir como máximo a 150 personas en fiestas que coincidan con el atardecer.

Gran Canaria interior

Alberga sorpresas tan impactantes como el Camino de Santiago Insular: se trata del único tramo de esta peregrinación fuera del continente y recorre los 66 kilómetros que separan los dos templos jacobeos de Gran Canaria: la iglesia de San Bartolomé en Tunte, y Santiago de los Caballeros en Gáldar. Recrea el trayecto que, según se cuenta en la zona, realizaron unos marineros procedentes de Galicia a comienzos del siglo XV como agradecimiento por haber sobrevivido a una tormenta.

Es solo uno de los muchos secretos que esconde el interior de Gran Canaria y que forma parte de los atractivos más desconocidos de España. La gran mayoría de viajeros solo ve el lado de Maspalomas en el gran prisma que es Gran Canaria.

Partiendo del paisaje desértico de las dunas en el sur, y con solo recorrer los 100 kilómetros que separan Maspalomas de Agaete por el interior, es posible atravesar diferentes climas, distintos universos en cuanto a vegetación y paisajes, y descubrir vestigios ancestrales. Y todo por una carretera panorámica que no cesa de serlo en ningún momento del recorrido: desde cráteres volcánicos a valles cubiertos de aloe vera, pasando por formaciones geológicas de gran interés a bosques de pinos y zonas húmedas donde crecen los eucaliptos.

Es muy fácil entender en esta ruta, salpicada de paradas de interés, porqué Gran Canaria se presenta como un resumen de los paisajes del archipiélago canario. Entre las paradas más emblemáticas está el mirador de la Degollada de las Yeguas. También las necrópolis que remontan a los tiempos de los llamados «antiguos canarios», hermanos de los guanches que habitaban las islas en tiempos de su conquista y de los que se han encontrado más de 80 tumbas entre la piedra volcánica.

También las queserías, en las que conocer a pastores que aún hoy practican la trashumancia y degustar algunas de las más de 80 variedades de queso que se producen en la isla.

Existe un lugar dentro del magnífico valle de Agaete que aglutina buena parte de todos estos aspectos que el turista no espera encontrar en Gran Canaria. Se trata de Finca La Laja Bodega Los Berrazales. En un entorno único rodeado de montañas, cinco generaciones de la misma familia producen vino y café. De hecho, éste es el lugar más septentrional del mundo en el que se produce café e interesantes variantes como la mermelada de café.

Grupos de hasta 250 personas pueden descubrir el proceso de elaboración, recoger plátanos, aprender a diferenciar mangos y papayas, participar en talleres de mojo… en estas doce hectáreas de paraíso entre montañas que es un auténtico homenaje a la tendencia de consumo «kilómetro cero».

En Casa Romántica, de la misma propiedad, se pueden organizar eventos de hasta 300 personas que asistan a la elaboración del queso familiar.

Norte de roca negra

Los altos acantilados de roca negra que rodean cada playa marcan la diferencia con el sur. El Hotel & Spa Cordial Roca Negra, en Agaete, no solo tiene entre sus vistas los imponentes acantilados sino varias piscinas naturales, situadas a 200 metros del establecimiento.

Con 140 habitaciones, el 80% de ellas con vistas al mar, fue reformado hace dos años y todas cuentan con terraza. En la azotea se organizan durante todo el año eventos de hasta 450 personas en cóctel con magníficas vistas. Parte del rooftop también se utiliza para sesiones de yoga o pilates.

Pertenece a la cadena canaria Cordial, que está desarrollando interesantes proyectos en la capital. El spa no está incluido en la tarifa para huéspedes. Alberga piscina anterior con zona para masaje de pies, circuito de duchas, profunda piscina de flotación y seis cabinas de masaje. Hasta 36 personas pueden relajarse en este espacio en caso de una privatización completa.

El hotel cuenta con un centro de eventos al otro lado de la calle con salas para grupos entre 20 y 180 delegados en formato teatro. La sala mayor, acristalada, cuenta con terraza. El restaurante anexo La quisquilla, también perteneciente al hotel, ofrece recetas a base de arroces y pescados.

En Casa Quintanilla, a diez minutos de Las Palmas de Gran Canaria, la tercera generación explota una casa de finales del XIX en lo que era y sigue siendo una finca platanera. Es un lugar en el que rusticidad y elegancia se combinan como marco para cenas de gala de hasta 220 comensales. Distintos espacios interiores en la casa, decorada con sumo gusto y autenticidad, se ofrecen para reuniones de hasta 30 personas.

Las Palmas de Gran Canaria

El lugar donde empezó todo desde el punto de vista turístico es la capital de la isla y comparte capitalidad del archipiélago canario con Santa Cruz de Tenerife.

Los primeros turistas eran cruceristas que en el siglo XIX descendían de los navíos y visitaban fincas como Bodega San Juan-Museo del Vino. Se accede por un bonito camino de algarrobos centenarios que ya se ha utilizado para banquetes. Las comidas campestres entre los viñedos es una de las propuestas más recientes. Además de los numerosos espacios exteriores, cuenta con una sala para eventos de hasta 100 personas.

Vegueta es el casco antiguo de Las Palmas de Gran Canaria y escenario ideal para una búsqueda del tesoro. El Museo Casa de Colón es un venue histórico junto al lugar donde nació la ciudad, con dos patios coloniales.

El restaurante Casa Montesdeoca, especializado en cocina canaria, puede recibir 55 comensales en una cena de gala, dentro de esta antigua residencia del siglo XVII.

El Teatro Cuyás, en el vecino barrio de Triana, ofrece las 940 butacas de su teatro y el patio interior para eventos profesionales en pleno centro comercial y gastronómico.

El Gabinete Literario es un club social que recibe eventos. La joya de sus espacios es el Salón Dorado, un ejemplo de refinado neoclasicismo que alberga banquetes de hasta 250 comensales.

Al principio de la playa de Las Canteras se encuentra un símil de fortaleza que en realidad es una de las obras más majestuosas del arquitecto Óscar Tusquets.

En el Palacio de Congresos de Canarias – Auditorio Alfredo Kraus, el mar está presente en todas partes, hasta en el fondo del escenario del auditorio principal, que cuenta con 1.600 butacas. En total, el palacio ofrece catorce espacios con diferentes capacidades, a los que se añaden singulares exteriores junto al mar para coffee breaks o cócteles durante los que divisar la playa y la ciudad.

INFECAR (Institución Ferial de Canarias) alberga el segundo centro de congresos de la capital: el Palacio de Congresos Gran Canaria puede recibir 750 personas en el auditorio, al que se añaden seis salas adyacentes y dos vestíbulos. Varios proyectos en curso dotarán al recinto de nuevos espacios.

En los tres kilómetros de la playa de Las Canteras se organizan clases de surf, kitesurf y windsurf.  Los grupos tienen acceso directo a la playa en el hotel BULL Reina Isabel & Spa, un clásico del destino con 225 habitaciones y cinco salas para eventos, el mayor de 688 m2.

Para disfrutar de la cocina canaria con productos recién pescados y vistas al mar, el restaurante La Marinera es muy utilizado para grupos MICE. En la playa de Las Canteras, 200 comensales pueden saborear los pescados locales rodeados del océano.

El hotel Santa Catalina A Royal Hideway Resort es una de las joyas hoteleras de la isla. Fue inaugurado en 1890 y aún conserva la atmósfera llena de glamur que lo caracterizó en su fundación. Tras una profunda remodelación, el grupo Barceló lo ha incluido entre sus hoteles más exclusivos. Tiene 206 habitaciones y tres salones para eventos. El más emblemático es el Martín Fernández de la Torre, para 180 comensales en cena de gala.

La azotea, reservada para adultos, cuenta con gimnasio panorámico para huéspedes de las categorías superiores. Ejerce de lounge hasta su apertura al público y se ofrece para cócteles con vistas al puerto para 80 invitados. Su restaurante 1890 La Bodeguita es uno de los locales de moda en la ciudad.

Un convention bureau garante de la fantástica hospitalidad grancanaria completa la amplia oferta de una isla que ofrece mucho más de lo que la hace famosa. Gran Canaria es un mundo de sorpresas al alcance de la mano.

Teambuilding en Gran Canaria

Reforestación
Con el receptivo Hand Made Tours se organizan salidas para reforestación en grupos de hasta 50 personas colaborando con Fundación Foresta, una entidad privada sin ánimo de lucro destinada a recuperar, mantener y conservar los bosque.

Cuidado personal
Ineventing propone que los viajeros se cuiden a sí mismos con su concepto body & mind en el Convento de las Dominicas de Teror. En la cima de una montaña, se realiza un  taller de mindfullness seguido de un almuerzo «kilómetro cero».

Gran Canaria rural
Insuite invita a vivir la Gran Canaria más rural, descubriendo la trashumancia con los grupos que pueden elaborar queso,  ordeñar vacas y trasquilar ovejas en grupos de hasta 60 personas antes de una degustación de algunas variedades locales.

De mercado
En el mercado agrícola de Santa Lucía, Gastronomic Projects propone que los grupos, con un presupuesto limitado compren (en su justa medida) los ingredientes con los que cocinarán una receta canaria elaborada por ellos mismos.

 

 

Ruta del vino de Gran Canaria

Existen muchas particularidades propias a las Islas Canarias que hacen que sus productos sean especiales: desde el café más septentrional del mundo a los quesos elaborados a partir de leche fresca, pasando por los vinos en cuya historia no figura la filoxera.

La plaga procedente de Estados Unidos que en 1870 asoló la viticultura europea no llegó a las Islas Canarias. Por eso es posible asistir a la plantación de parras directamente en la tierra, sin necesidad de injertos. La influencia de la tierra es si cabe más intensa en los vinos canarios. Una tierra que es volcánica e infiere una personalidad aún más fuerte a la bebida.

Las uvas listán negro y moscatel de Alejandría son las más cultivadas en Gran Canaria. De ellas proceden vinos tintos con un claro tinte mineral y blancos afrutados de dulzor muy agradable.

Fruto del creciente interés por los vinos grancanarios acaba de definirse una Ruta del Vino de Gran Canaria que engloba 57 experiencias. No se incluye la visita de bodegas, también se puede degustar el vino local en restaurantes, alojamientos, tiendas especializadas o a través de empresas de turismo activo que relacionan sus propuestas con la degustación de distintos vinos.

 

Datos de interés
Moneda Euro (EUR)
Huso horario GMT -1
Tipo de enchufe
Clavijas tipo C / E / L
Voltaje común 230 V
Aeropuerto internacional
Aeropuerto de Gran Canaria (LPA)

Más información
GRAN CANARIA CONVENTION BUREAU
Sergio Maccanti
Técnico MICE
Tel +34 928 261 570
info@grancanariacb.com
www.grancanariacb.com

Descargar pdf

Comparte este artículo:

Otras noticias destacadas:

MICE EN ENTORNOS RURALES

MICE EN ENTORNOS RURALES

Por Cristina Cunchillos Las consecuencias de la pandemia de Covid-19 son incontables, algunas más...