INVOLUCRANDO AL VIAJERO SE CUMPLEN MEJOR LAS POLÍTICAS

CWT analiza en un informe los pasos que pueden dar las empresas para implicar a sus representantes en favor del ahorro y cumplimiento de los programas.

De cara a sacarle el máximo partido a los programas de viajes, Carlos Wagonlit Travel (CWT) ha publicado un informe en el que analiza cómo influenciar el comportamiento de los viajeros para una mayor implicación.

Las empresas saben que una política de viajes corporativa solo es efectiva si los viajeros la cumplen, de ahí que gestionar el comportamiento de los representantes sea algo a tener en cuenta tras el proceso de negociación con los proveedores. En la mayoría de los casos, los viajeros buscan hacer lo correcto. Si no cumplen con la política de viajes es, en la mayoría de los casos, porque no son conscientes de que existe ni del valor que ésta puede reportar a su empresa. Los responsables de compras de viajes conocen los ahorros potenciales que se esconden detrás de ese hecho. 

Existen distintas fórmulas que las empresas pueden utilizar para influenciar el comportamiento de los viajeros: 

Educación: asegurándose de que su público conoce las bases de lo que constituye un programa de viajes eficiente. También es importante ser consciente de la política de viajes, proveedores preferentes, etc. Crear manuales de bienvenida para los empleados nuevos es una forma muy efectiva de comunicar el comportamiento que se considera adecuado y es más sencillo que corregir actitudes no deseadas.

Comunicación: utilizando distintas herramientas como CWT Program Messenger, CWT To Go, Tarjetas de Puntos y otras fórmulas como señalización, seminarios formativos (presenciales u online) y un manual que recoja las directrices y esté alojado en el apartado de viajes de su intranet. Hay que dar forma a las comunicaciones de tal modo que sean atractivas e inviten a los viajeros a consumir información, no quedándose sólo en las directrices, sino explicando qué hay detrás de ellas.

Reconocimiento: estableciendo un sistema de reconocimiento y recompensa mediante herramientas de gamificación o a través de un programa más informal desarrollado en asociación con los equipos de viajes corporativos y RR.HH.

Opiniones: animando a los viajeros a proporcionar opiniones y sugerencias, haciéndoles saber que su opinión cuenta. Esto contribuye a fomentar su compromiso.

Comparte este artículo: