LA RECUPERACIÓN VISTA DESDE LOS CENTROS DE CONVENCIONES

Los centros de convenciones han dejado der ser espacios desnudos. Resurgen tras la pandemia como lugares modulables que se adaptan completamente un cliente que regresa debilitado económicamente por la crisis.

Por Eva López Alvarez

Las condiciones han cambiado en el negocio entre los grandes recintos y los organizadores de grandes convenciones, eventos, congresos y feria. Se exige más flexibilidad, tener más presente al cliente final y un compromiso con la sostenibilidad que se pueda demostrar. Pero es un hecho que la recuperación de la industria MICE ya se puede cuantificar en muchos recintos, que demostraron en el primer trimestre del año haber superado muchas de las expectativas (en su mayoría basadas en la incertidumbre) creadas aún en tiempos de pandemia.

No solo la relación entre proveedores y clientes ha cambiado, también los formatos de las distintas operaciones. Los espacios de las ferias que antes parecían servir de relleno a áreas no vendidas son ahora white spaces dedicados a todo aquel que necesita dedicarle un rato a su trabajo personal, una conversación o, simplemente, descansar. Algo que empezaba a despuntar antes de la pandemia, como eran las zonas dedicadas al wellness, empiezan a ser ineludibles en las grandes ferias.

Si a esto unimos un compromiso real con la sostenibilidad, la conclusión es que los centros de convenciones son mucho más que grandes espacios vacíos. Además, pueden generar entornos que hagan mejor la vida de los habitantes del lugar, ser ejemplos de producción de energía limpia y dinamizadores de las economías locales gracias a la introducción de productos kilómetro 0 en su oferta de alimentos y bebidas.

Referencias de compromiso

En consecuencia, las estrategias de promoción de los centros de convenciones apuntan a darle visibilidad a aspectos que van mucho más allá de los espacios diáfanos disponibles, las salas con luz natural o las alturas de los techos. 

Lo que se ofrecía como un lugar desnudo y con múltiples posibilidades, se presenta ahora como un recinto vestido de múltiples trajes, todos a medida y habiendo sido diseñados con mimo para cada cliente, de tal modo que éste solo tiene que elegir con cuál se siente más cómodo.

Sobre este tema hemos entrevistado a

JAVIER CONTRERAS Gerente de Desarrollo GL-Events Chile (Metropolitan Santiago y Parque FISA)
“La asistencia baja pero el engagement sube: quien asiste es porque hace negocio”

VÍCTOR HUGO ZAPATA Gerente de Plaza Mayor Medellín (Colombia)
“A principios de marzo ya superamos el 90% de las expectativas del año”

MAXIMILIANO CHACÓN Director Comercial/MKG del Centro de Convenciones de Costa Rica
“En los eventos de larga duración nos piden áreas de wellness”

LEONARDO ASÍN Gerente del Centro de Convenciones de Buenos Aires
“Encontramos que los clientes están económicamente frágiles”

BELÉN MANN Directora del Departamento de Convenciones y Congresos de IFEMA MADRID
“Hay cierta resistencia al compromiso firme que supone la contratación”
Descargar pdf

Comparte este artículo: